martes, 6 de enero de 2015

La Hija del Carnicero (Almudena)


Hola,me gustaría explicar mi historia como vegetariana ya que es algo extraña. Soy vegetariana desde hace un par de años. A los 17 ya lo había intentado, pero en casa de mis padres fué difícil y no tenía mucho conocimiento.
Mi familia paterna se dedica a la industria cárnica, el gran imperio familiar. Durante muchas vacaciones he trabajado en la industria. De pequeña me llevaban a visitar el ganado, me metía en las cuadras y les cogía cariño a los animales. Ya había ciertos animales que no podía comer por pena. Poco a poco y tras tocar tanta carne, ver reses colgadas que me parecían perritos…fuí aborreciéndola un poco.
También poco a poco me fui interesando más por la sostenibilidad e intentar que mi vida no tenga demasiados impactos negativos sobre el medioambiente. Al interesarme sobre esto y ver las barbaridades que se producen en las granjas de explotación masivas, genética…Mi alimentación también cambió.
Poco a poco me empecé a sentir mejor, no solo por sentirme saludable, sino por ese respeto a como llegan nuestras cosas a las manos y que hacemos con ellas.
En mi casa se come muuucha carne, así que imagina cuando en una barbacoa pongo un par de salchichas de seitán que me he preparado. Con disimulo y sin que me vea mi abuelo, que le podría dar algo.
Cada comida familiar o de amigos es una odisea, en la que tener que dar razones…Escuchar comentarios de que los humanos somos depredadores, o yo soy casi vegetariana solo como pollo (para mí uno de los peores en cuanto a producción), donde esté un buen chorizo…Que la única opción a veces sea la tortilla de patatas en un bar…
Ahora al vivir sola estoy tranquila en cuanto a poderme cocinar yo, conozco buenos vegetarianos de la zona y me hace mucha ilusión cuando algún amigo se apiada de mí y acepta ir a un vegetariano. Me anima mucho ver blogs como este, en el que demuestra que una vida normal también puede ser vegetariana.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario